Base pacifica cojedeña se suma contra propósito guerrerista estadounidense

Baja en popularidad de Uribe refleja desaprobación del pueblo colombiano

Base pacifica cojedeña se suma contra

propósito guerrerista estadounidense

Debido a la iniciativa del CLEC, Cojedes se convierte en una de las primeras entidades donde se concreta la instalación de espacios que denuncian el expansionismo militar de Estados Unidos

Redacción

exponente, Juan Carlos Tamus

exponente, Juan Carlos Tamus

San Carlos, 23 de septiembre.-Con la presencia de los legisladores regionales encabezados por la presidenta del Consejo Legislativo del Estado Cojedes (CLEC), diputada, Lourdes Pinto, la primera dama, Loydi de Bolívar y los demás Poderes del Estado, se llevó a cabo la instalación de la base por la paz en el estado Cojedes, específicamente en la plaza Bolívar de San Carlos, allí el orador de orden Juan Carlos Tamus, director de la organización colombianos en Venezuela y coordinador nacional de las bases de paz, denunció con detalles la intervención estadounidense en la vecina nación y aseguró que la instalación simbólica de bases de paz vienen a sumarse al llamado de conciencia en contra de los propósitos guerreristas de Estados Unidos.

Al mismo tiempo, aseguró que los medios de comunicación colombianos han contribuido con esconder la realidad que se vive, sin embargo, aseguró que no han podido tapar la baja de la popularidad del Presidente Uribe a raíz de su plan de instalación de siete bases norteamericanas, de hecho, “han tenido que reconocer que al menos ha perdido cuatro puntos, en realidad es 30%.”

Aseguró que la presencia de más militares estadounidenses no solucionará en nada en conflicto que vive Colombia, al contrario, lo agudizará, por eso, considera que la instalación paralela de bases por la paz son una iniciativa moral que viene a contribuir con la actitud asumida en Unasur, donde las intenciones del Gobierno de Colombia fueron claramente condenadas hasta por países que son vistos como aliados de la administración Uribe, vale decir, Perú.

Al ser consultado Tamus acerca de que si la iniciativa de instalación de bases que promuevan la paz son conocidas por el pueblo neogranadino, expresó que “sí”, sobre todo, gracias a las redes de radios comunitarias quienes se hacen eco de tales propuestas que vienen a “desenmascarar el plan guerrerista del gobierno”, a pesar de eso, no niega la hegemonía mediática, “Caracol, RCN y el diario El Tiempo, lamentablemente continúan controlando la opinión pública.”

Asimismo, la diputada Lourdes Pinto, dijo que es necesario que en Venezuela se escuché la voz de descontento con los planes de Estados Unidos, por esa razón, ve que la acción impulsada por el Consejo Legislativo del Estado Cojedes (CLEC) obedece a ese objetivo, además, de esta manera, se está cumpliendo con los lineamientos del Presidente Chávez quién ha dicho que es necesario instalar el mayor número de bases posibles

Presencia estadounidense en Colombia

En su intervención Tamus, explicó que el intervensionismo estadounidense ha sido el principal motor de la desgracia que vive esa nación y su conflicto interno, de hecho, recordó que la muerte de Gaitan, candidato presidencial en 1948 y motivo por el cuál se inicia la guerra en Colombia que ya lleva más de 50 años, fue provocado y orquestado desde el país del norte, por tal motivo, considera que las acciones que adelanta Estados Unidos a través del Plan Colombia y la instalación de las bases no solucionará en conflicto, sino más bien, al igual que el pasado, “lo profundizará.”

También se refirió a la separación de Panamá de Colombia en 1903 y la Masacre de las Bananeras en 1928, ambas relacionadas con la intervención estadounidense en el vecino país, al respecto dijo; “durante la separación de Panamá de Colombia, la armada de Estados Unidos tenía una flota lista para intervenir en caso de que no se concretará.” De igual manera, expresó que la colocación de las bases militares vienen a garantizar no la paz en la nación neogranadina, más bien, a resguardar los intereses del norte en cuanto a que no se vean perjudicados por nación alguna

La presencia de Estados Unidos se traduce en más de 9 mil efectivos activos, los cuales están repartidos a lo largo y ancho de Colombia, en síntesis, al menos tiene un número equivalente al ejercito de un pequeño país o a una división de Ejercito. Juan Carlos Tamus denunció que la presencia norteamericana se traduce no sólo en la presencia militar sino que también manejan otros campos de la vida colombiana

Lo que sucede en Colombia es reflejo de lo que ocurre en 123 países donde los norteamericanos tienen presencia, controlan 2,5 millones de hectáreas en todo el mundo que no pertenecen a su territorio, en ese sentido, expreso; “con ese espacio nosotros podríamos resolver el tema de los desplazados.” Siete departamentos neogranadinos son los principales afectados cuando se concrete la instalación de las bases estadounidenses. Uno de ellos es el departamento de Caquetá, “la cuál ya posee una base gringa.” Acusó a Estados Unidos, específicamente la presencia de su ejercito de ser la causante de la profundización del trafico de cocaína en ese departamento.

Otra zona que se verá afectada es la Bahía de Málaga, la cuál tiene una ubicación estratégica favorable y aguas profundas, allí irá otra base estadounidense, que ya existe y costo varios millones de dólares, pero será reactivada con la salida de los militares estadounidenses de Manta, Ecuador. Cartagena en el departamento de Bolívar, donde existe el mayor número de desplazados y posee un aspecto estratégico como Málaga.


A %d blogueros les gusta esto: